¡Que la Luna no te detenga!

Cuando vi que el calendario lunar marcaba alrededor de 70% de luz de Luna no estaba seguro de salir a hacer fotografía nocturna, pero teniendo en cuenta que al día siguiente me iba de Tinogasta, decidí salir a probar suerte igual, los paisajes del valle siempre ofrecen algo con lo que se puede trabajar.

Escarlata de altura

Volví a Las Angosturas frente al Cerro Arcoíris en búsqueda de algunos time-lapses nocturnos con el agua del río. Tenía en contra que había bastante luz de Luna, pero igual pude capturar un poco de detalle de la Vía Láctea y hacer las tomas que tenía en mente.

Se me congelaron hasta los dientes

Fui a Cortaderas, un lugar que está casi al medio entre Tinogasta y el límite con Chile, para intentar hacer algunos time-lapses con la Vía Láctea y la Luna. El clima pintaba que no iba a ayudar para la noche, pero por suerte se despejó completamente y pude hacer varias capturas con nuestra galaxia.

Había tierra en todos lados

Salí hacia Loro Huasi con intenciones de hacer una captura con una carpa iluminada y la Vía Láctea, pero tuve que abandonar ese plan por culpa de la tierra y el viento. Seguí subiendo por la ruta de Los Seismiles (RN60) y llegué a una zona llena de algarrobos perfectos para hacer time-lapses.

En tierra de aborígenes

En La Troya (Watungasta), a tan sólo 20 minutos de Tinogasta, hay un cielo nocturno increíble. Decidí volver a visitar este lugar al que no iba hace muchísimo tiempo con esperanzas de encontrar algo nuevo para componer y hacer time-lapses nocturnos. Por suerte, a pesar del mal clima durante el día, la noche me acompañó muy bien.

En medio de un arcoíris

Estuve en Tinogasta hace un par de semanas y lamentablemente me tocó zonda y días nublados, pero después de cinco días pude hacer una salida hacia Las Angosturas camino al Paso de San Francisco y visité uno de los cerros más bonitos que hay en Catamarca.

Una salida con compañía

Desde hace unos dos meses aproximadamente que no salía a fotear, ¡un montón de tiempo! Bah, en realidad salí durante mis talleres de fotografía, pero no es lo mismo. Así que me hice un tiempito para volver a Tinogasta y apenas vi que iba a estar despejado cargué mi equipo y salí en búsqueda de nuevos time-lapses nocturnos camino a la Cuesta de Zapata.