Fotografiando la conjunción de Saturno y Júpiter

Hace más o menos un mes pudimos disfrutar del último evento astronómico importante del 2020 y decidí salir a hacer time-lapses de día a noche. La conjunción de Saturno y Júpiter se empezaba a ver al atardecer, por lo que supuse que lo mejor era capturar el evento desde antes que se hiciera visible en el cielo hasta que cayera la noche.

Sin totalidad

La peste no me permitió viajar al sur este año a ver el eclipse solar y lo tuve que observar desde Tinogasta, a ~1700 km de la franja de totalidad. De todas maneras eso no me impidió hacer time-lapses y este año lo capturé usando un teleobjetivo y una montura ecuatorial que aprendí a usar (a medias) un día antes del evento astronómico más importante del año.

Persiguiendo la Luna

En Tinogasta tenemos una montaña conocida como El Gigante dormido, es el perfil de una persona acostada que se puede observar desde diferentes puntos de la ciudad. Desde hace un par de meses estuve investigando y planificando cómo capturar la Luna saliendo por encima del rostro del Don y si bien no todo salió como esperaba, la experiencia fue bastante interesante y aprendí varias cosas nuevas.

No era lo que esperaba

Me contaron que en San José, a 10km de Tinogasta, había una piedra con pinturas rupestres, así que salí en búsqueda de la piedra para hacer algunos time-lapses nocturnos. De paso aproveché para recorrer un lugar que no visitaba hace muchos años después de rodar Norte Argentino.

¿Dónde estás que no te veo?

A fines del mes pasado tuvimos la oportunidad de observar lo poco que quedaba del cometa NEOWISE en el hemisferio sur. Sabíamos que no sería el mismo espectáculo que en el otro hemisferio, pero aun así decidimos salir en búsqueda de algunas fotos y time-lapses en Campo de los Morteros (Tinogasta).

Extrañaba el frío tinogasteño

Un par de semanas atrás se habilitó el turismo interno en Catamarca, así que aproveché para retomar un poco mi trabajo en exteriores y decidí ir a un dique que está a unos ~30km de la ciudad de Tinogasta. Lamentablemente a los pocos días volvimos a fase 1, pero al momento de publicar esto se levantaron nuevamente las restricciones, así que ya estoy ansioso y con muchas ganas de volver a salir.

El Balcón más lindo del mundo

En esta segunda parte del viaje a la Puna que hicimos en diciembre con Oscar y Rolo, visitamos el Hotel Cortaderas donde pasamos la noche y luego fuimos al Balcón del Pissis, un lugar del que sólo había visto fotos, pero nunca me imaginé de la inmensidad y la hermosura que se puede observar desde ahí arriba.

¿El mejor refugio de la Puna?

Después de mi viaje a Tinogasta en octubre del año pasado, volví a Córdoba, me operé de los ojos y a los pocos días Oscar y Rolo me invitaron a pasear de nuevo por mi pago (pero en zonas de altura). Obviamente no rechacé la invitación :)

Una carrera contra el Sol

Al ser mi último día en Tinogasta, decidí aprovecharlo al máximo y en lugar de irme a dormir después de una larga jornada de producir time-lapses nocturnos, me fui camino a Fiambalá a fotografiar el amanecer antes de volver a Córdoba.

¡Que la Luna no te detenga!

Cuando vi que el calendario lunar marcaba alrededor de 70% de luz de Luna no estaba seguro de salir a hacer fotografía nocturna, pero teniendo en cuenta que al día siguiente me iba de Tinogasta, decidí salir a probar suerte igual, los paisajes del valle siempre ofrecen algo con lo que se puede trabajar.